Ojalá  los seres humanos fueran libres y capaces de expresar sus sentimientos, sin condicionamientos, miedos y sin avergonzarse.

Ternura, cariño, alegria, ganas de jugar; y instinto de protección, una pizca de preocupación y de sentido responsabilidad.

Adjetivos con los cuales intentamos transformar en gramática las sensaciones, las emociones profundas que fluyen desde nuestro corazón y nos acompañan mas intensamente desde un mes, ósea desde cuando llegó Tiki.

El es un perro  mestizo de 10 kilos, probablemente tiene poco mas de un año:  una protectora de Fuerteventura lo rescató después de un atropello. Tenia la cadera partida, lo operaron y lo pusieron en adopción.

Atracción fatal

Un dia, de repente, nos fijamos en una foto suya: no se que nos empuja en ir a conocerlo.

Tampoco sé que nos obliga a llevarlo en nuestra casa, mimarlo, curarlo, estar a su lado después de la segunda cirugía y durante una convulsión espantosa, y a medicarlo tres veces al dia, compartendo con el la espera del deseado dia en lo que le quitaran los puntos y el collar de recuperación.

No conozco la fuerza que nos guío hacía a el, pero la agradezco.

Desde pequena siempre he tenido perros, cada uno con su carácter y su propria historia: uno sobre todo, llamado Piero, rescatado de la perrera de Genova, me acompañó por 13 años, acostumbrándose a mis cambios de humor y de ciudad por  trabajo, dejando huellas tan grandes que no ha sido posible sustituirlo.

Hasta que llegó aquella foto de Tiki.

El mejor perro del mundo

Cada persona que tenga un perro en su vida probablemente piensa sea el más inteligente, simpático y quizás el mejor del mundo.

En las redes sociales hay muchos videos de perros acróbatas, bailarines, cantantes, atletas o mimosos, perezosos capaces de dormir en posiciones inalcanzables a expertos de yoga.

Tiki no baila, no canta y ahora no puede correr, ni saltar: su mayor talento es su capacidad de mantenerse alegre a pesar del sufrimiento, de amar y dar las gracias a quién le cura las heridas, aguantar las prepotencias de un gato anárquico, de aceptar con flexibilidad las impredecibles situaciones que la vida le presenta, sin perder el entusiasmo, la confianza y la gana de jugar. Su fuerza y su gana de vivir son un ejemplo excepcional.

Si dejas de acariciarlo, el pone su carita debajo de tu mano, y se auto-mima, siempre con discreción y sin ser invadente.

El entiende enseguida si puede insistir o si tiene que tumbarse en el sofá, esperando pacientemente que yo me acerque a el.

No pensaba fuera posible enamorarme así de un perro en un mes, además tan doloroso para el.

Tiki presume de su necesidad de cariño y de contacto fisico sin ninguna vergüenza: ojalá nosotros seres humanos fuéramos  capaces de mostrar nuestros sentimientos, sin condicionamientos y miedos! Así seguramente viviremos una vida mas placentera.

Lo que converte a Tiki en un perro unico, y para mi en el mejor del mundo, es la sencillez con la que consigue trasmitir con una simple mirada cada una de las sensaciones que antes intentaba yo traducir en gramatica.

Nueva vida para contar

El gran día por fin ha llegado: desde ahora podemos, poco a poco, andar y luego correr, y empezar una nueva vida juntos.

 

 

Me ha enamorado con su indiferencia, su seguridad en si misma, y porque no hace la pelota a nadie.

 

Fuerteventura no ha tenido que empeñarse mucho en cortejarme: le han bastado 6 días entre noviembre y diciembre, algunos también nublados y indudablemente ventosos, para enamorarme extremadamente.

Y no hablo de un flechazo, una infatuación pasajera; de esta isla me he enamorada de modo maduro, consciente e irresistible.

Me ha enamorado con su indiferencia, su seguridad en si misma, y porque no hace la pelota al turismo de masa.

La quiero por su capacidad de asombrarme con paisajes diferentes y preciosos, y por su ternura cuando decide ofrecerse a mi en días límpidos y llenos de luz.

AMOR INCONDICIONAL

Ya desde el primer día, he entendido que para quererla tengo que aceptarla tal como es, también cuando se despierta con malaleche y me echa en cara su viento, que me impide hasta abrir la puerta del coche, o sus olas altas y sus corrientes, que me desafían mientras nado, o su arena que se mete en todo sitio y a veces no logro tampoco sacarla bajo la ducha. La paradoja es que estos sus «caprichos» de primadonna aún más la hacen atractiva a mis ojos.

 

AMOR PARA POCOS

Muchos me dijeron:

«Fuerteventura no tiene compromisos. O la quieres y no puedes prescindir de ella, o la detestas y no querrás volver aquí».

Estoy plenamente de acuerdo: no es una isla para todos.

Quien se espera establecimientos balneario con sombrillas infinitas y bar abiertas 24 horas sobre 24, dónde animadores turísticos te empujan a hacer acquagym, quién quiere tumbarse sobre hamacas de lujo, comiendo pastas, paladeando cocktails y bailando día y noche, no estará  a gusto a Fuerteventura.

Quien detesta arena y viento, quién quiere hacer compras en centros comerciales infinitos, quién no quiere salir de la urbanización turística, no agradecerá esta isla y su viento, y tampoco volverá aquí.

Al contrario los amantes del deporte, de la naturaleza, las personas capaces de apreciar panoramas impresionantes de incomparable belleza, playas dónde practicar infinitas actividades deportivas, los curiosos dispuestos a probar sabrosas comidas autóctonas a base de queso de cabra, carne y pez a la parrilla, se enamoraran de Fuerteventura y volverán muchas veces.

CELOSA

Como muchas enamoradas soy celosa, diría visceralmente celosa.

Llego a enfadarme cuando oigo personas denigrando a mi amada, o veo otros faltándole el respeto ensuciándola y contaminándola.

No soporto quien la humilla, la maltrata con actitudes estúpidas como echar una colilla de cigarrillo en playa.

Sufro pensando en cuantas personas cada día cumplan estos gestos inciviles, cuyo consecuencias negativas muchas veces sobrevivirán a quién los ha cumplido.

Confío en la fuerza de la naturaleza, en su paciencia, en su sabiduría; sé que será capaz de derrotar, superar y perdonar el incivismo humano.

Después de todo el planeta tierra ya ha superado bombardeos de meteoritos, tempestades solares, glaciaciones, erupciones volcánicas, tsunami, chapas tectónicas en movimiento; ha asistido a la extinción de numerosas especies animales, algunas también aparentemente más fuerte y potente de los seres humanos.

Dejémosle su tiempo, ella sabe cómo y cosa hacer por su bien.

Correr al aire libre, jugando con una simple cometa me ayuda a tomarme menos en serio, y a volver a ser una niña.

Centenares de profesionales y amantes de las cometas desde 1987 se reúnen en noviembre en la Playa del Burro de Fuerteventura, dónde dunas de arena blanca encuentran el mar y sus infinitos matices de azul.

También este año el cielo se ha llenado de variopintas y fantasiosas velas, capaces de bailar empujadas por el viento, regalando escenarios sorprendentes.

Desde el 9 hasta el 12 de Noviembre hemos podido admirar la alegre multitud de cometas, que han sido capaces de aumentar el ya magnifico atractivo de esta playa, situada en el Parco Natural de las Dunas de Corralejo.

 

En vuelo de 30 años

El festival celebra la suya trigésima edición: su resonancia ahora es tan importante de transformarlo en un acontecimiento internacional, al que participan apasionados de cometas procedentes de todo el mundo.
Por toda la duración del acontecimiento ha sido posible asistir al vuelo de cometas de muchas tipologías, formas y colores: un universo de colores han surcado el cielo azul de Fuerteventura.
La manifestación ha regalado espectáculos con cometas clásicas y estáticas, además del tradicional combate entre cometas Rokkakus.
Cada año el festival se desarrolla en el arco del fin de semana para permitirles a turistas y a vecinos de disfrutar de un rico programa, que incluye un laboratorio de vuelo de cometas destinado a los más pequeños y a una sugestiva exhibición nocturna.

 

Volver a ser niños

Hacer volar una cometa es para mí una manera mucho más divertida e instructiva de pasar el tiempo, sobre todo si la alternativa es de tumbarse en el sofá, con una tablet en la mano.

Y éso vale para adultos y nenes: correr al aire libre, jugando con una simple cometa, a lo mejor luchando contra un fuerte viento, es para mí un antídoto al aburrimiento, a la pereza y a la indolencia. Y sobre todo es una fábrica de imágenes y sensaciones alegres, risas y recuerdos que almaceno en mi cerebro, listos a volverme a la mente cuando necesito de tomarme menos  en serio y de volver a ser una niña.

Ya no miro por otro lado cuando veo basura en la arena.

Mientras me daba un paseo el la playa del #parquenaturaldelasdunasdecorralejo he visto un Señor que, después de fumarse un cigarrillo, tiro’ la colilla en la mar, como eso fuera la cosa mas natural del mundo.

Le he preguntado si por favor podía recogerla y tirarla el la papelera, o si podía llevarse un cenicero. El me hecho’ la bronca, me dijo, de una forma muy agresiva y vulgar, de irme a lo mío.

Me pregunto:

Como puede una persona cumplir un gesto tan bárbaro?”

“Que lleva un ser humano a ensuciar y profanar un lugar tan maravilloso, demostrando tan poco respecto por la naturaleza?”

“Como si puede cometer un acto tan sin sentido, quedándose sin vergüenza ni remordimiento, además insultando quien se permite de evidenciar tanta incivilidad?”

El #nationalgeografic en el 2015 escribió’ que “ las colillas son la clase de basura mas numerosa del mundo. En una escala global cada día se tiran mas de 10 mil millones.“

Una sola colilla contamina 3 litros de agua de mar: además cada colilla esta’ empapada de sustancias tóxicas que tardan entre cinco y 20 años en desaparecer de forma natural.»

Parece que existen colillas biodegradables: si así es, eso no transforma en soportable el gesto de tirarlas al suelo o en el mar.

NO MAS COLILLAS EN EL SUELO 

Me parece bien recordar un movimiento que se llama “no mas colillas en le suelo”, con casi 16.000 seguidores en el Facebook , que suele organizar iniciativas que me gustan mucho: una por ejemplo ha sido juntar mas de 200 voluntarios que han recogido en un día mas de 20.000 colillas en la playa de la Barceloneta, lo equivalente a ocho garrafas de cinco litros de agua, que pusieron en la entrada de la playa.

Ver esos contenedores llenos de colillas es un espectáculo disgustoso, que afecta mucho la sensibilidad de los que respectan la naturaleza.

Me parece muy bien compartir el espíritu de ese movimiento, que quiere mostrar lo repugnante que es una montana de colillas, y que intenta convencer cada fumador que tiene la responsabilidad de sus cigarrillos, y que hace falta poco para evitar gestos inciviles y daños al medioambiente.

La Señora Paola

He leído que una Señora, desde el ano pasado, recoge las colillas que ensucian la maravillosa playa de la #baiadeisaraceni en Varigotti, un pequeño pueblo cerca de Savona, en la región italiana llamada Liguria, que es también mi tierra de origen. Se llama Paola, y la prensa italiana habló de su trabajo en varios artículos en la prensa italiana.

Ya no miro por otro lado cuando veo basura en la arena.

La Señora Paola me hizo pensar: ya no puedo mas hacer la vista gorda, pensar que no soy yo la culpable o la responsable de la basura en mi querida playa.

Y también me inspiro’: desde que leí sobre ella, me voy en la playa con guantes y contenedores para recoger colillas y otros “regalitos de basura” dejados allí.

Solo me pregunto si el cerebro tan sofisticado del hombre encontrara’ la manera de disfrutar del paraíso de Lobos, sin intentar por todos las maneras de destruirlo.

Entre Lanzarote y Fuerteventura se encuentra un pequeño islote, llamado Lobos: su silueta sinuosa ejercita un encanto magnético.

Su origen volcánica se desvela muy evidente mirando la Montaña de la Caldera, de la cual nació.

La Caldera esta’ situada en la punta norte oeste de Lobos: mide mas o menos 100 metros de altura y merece la pena subirse (acompañado de un guía según la normativa) hasta su cumbre porque desde allí se disfruta de un paisaje increíble.

Desde allí, Lanzarote y Fuerteventura ofrecen un espectacular escenario, verdaderamente inolvidable, y las dunas del Parque Natural de Corralejo desvelan todo su encanto.

 

Pasear en el sendero que rodea la costa de Lobos es una experiencia maravillosa: se puede empezar desde el Puertito, un pequeño asentamiento de pescadores donde se encuentra el único restaurante del islote.

Siguiendo, se cruzan pequeñas lagunitas de agua de mar, donde plantas valientes han decidido vivir, se puede seguir andando cerca de rocas volcánicas que se han convertido en el hábitat perfecto para muchas especies de aves, y de repente se encuentra el Faro.

Se puede volver hacia el embarcadero a través del sendero que cruza el centro del islote. Después de subir la Caldera, no estaría mal bañarse en la Playa de la Concha (o La Caleta), un rincón de arena blanca y suave, donde hay agradables aguas limpias y calmas.

 

LA PRIMERA EXPLOTACIÓN TIENE RAIZES ANCESTRALES

 

Los arqueólogos dicen que ya los Romanos Antiguos extraían en Lobos la Purpurina, indispensable para decorar ropa y peinados de la clase alta (en la Playa del la Concha hay restos que lo prueban).

Lobos tiene este nombre porque antiguamente muchos Lobos Marinos vivían in ese pequeño paraíso; los Conquistadores en su paso hacia America los exterminaron totalmente para aprovechar de su carne y su grasa y de su piel (para fabricar zapatos y cinturones).

 

EL GRAVE PELIGRO DE LA MASIFICACION TURISTICA

 

Para llegar a Lobos desde el Puerto de Corralejo se puede coger unos barcos que llegan

hacia el embarcadero, o los water taxi, zodiac de alta velocidad, que llegan hasta el Puertito.

Las mareas humana de turistas que están literalmente invadiendo el islote muestra cuanto la codicia del hombre que esta poniendo en peligro un paraíso frágil y precioso como lo es Lobos.

El islote es un Espacio Natural Protegido, una Reserva Natural de la Biosfera, reglado en base a normas que fijan en 200 personas el máximo de afluencia diaria en Lobos, y prohíben andar fuera de los senderos, y obviamente, de ensuciar suelo y mar .

La prensa local evidencia que este verano 2017 el aumento de demanda turística hacia Lobos ha crecido a mas de 2000 visitantes diarios en el islote.

Las consecuencias sobre el medio ambiente de esa invasión son muy preocupantes: en Lobos no hay servicios públicos, ni sistemas para purificar el agua, ni agentes que puedan asistir y vigilar a tantas personas que llegan cada día.

Además los water taxi suben y bajan centenales de turistas a diario: entrando y saliendo del Puertito, esquivan de milagro los bañistas que disfrutan de sus aguas claras. Esa sola situación representa un riesgo y un peligro muy evidente.

Las instituciones locales están empezando a debatir sobre ese asunto: espero que se enfoquen mas en el respeto de ese precioso lugar, y no en su explotación, que curiosamente el hombre sigue perpetuando en Lobos desde la antigüedad.

 

QUE PENSARAN LOS DELFINES? SABEN LA HISTORIA DE SUS COLEGAS LOBOS MARINOS?

 

El regalo mas querido y deseado por mi es que me lleven en barco entre Lobos y Lanzarote, a ver los delfines y las ballenas : es muy difícil para mi explicar en palabras las sensaciones que esos animales libres me transmiten.

A menudo pienso como esa invasión masiva de hombres en chanclas pueda destruir su hábitat natural, quizás llegando hasta a convencer a que los delfines se escapen, o peor aun, esa masificación pueda exterminarlos, como ya les paso’ a los lobos marinos.

Se que el turismo es un recurso imprescindible para esas islas: ofrece puestos de trabajos a muchas personas, y permite a mucha gente vivir experiencias inolvidables descubriendo los tesoros naturales que aquí tenemos.

Solo me pregunto si el cerebro tan sofisticado del hombre encontrara’ la manera de disfrutar del paraíso de Lobos, sin intentar por todos las maneras de destruirlo.

Menos fotos, mas recuerdos inolvidables.

Hola a todos desde Fuerteventura, donde hay días con muchos sol y poco viento!

Este año como nunca hemos sido y seguimos siendo asaltados da turistas, sobre todo italianos.

Viendo las playas repleta de mis compatriotas me pregunto si en Italia se quedo’ alguien.

En cima de las dunas, en la orilla del mar y en cada uno de los maravillosos rincones de esta isla, todos sacan foto, y ya la comparten en sus redes sociales, buscando “me gusta”.

Se parecen a mi años atrás.

Viajaba solo en “5 estrellas”, más atenta a sacar foto para enviarla a mis amigos para despertar sus envidias, que interesada en el disfrutar de los pesajes increíble que veía.

Ahora viajo muy poco, y he descubierto que disfruto mucho en hostales o dormitorios baratos.

Saco menos fotos, pero me fijo mas en lo que me rodea, imprimiendo en mis ojos y en mi celebro las maravillas que veo.

Me he dado cuenta que no hace falta coger un avión cada fin de semana, ir lejos para disfrutar.

Me do cuenta cada día mas que no hace falta mucho para disfrutar, que “un hombre es rico en proporción de las cosas a la que puede prescindir” (henry david thoreau)

Las playas de Fuerteventura nunca me cansan, son maravillosas también ahora que son muy poco desertas.

Desde aquí os mando un saludo, y os deseo unas vacaciones mejores de las que podéis sonar, repletas de recuerdos muy felices fijados en vuestra mente para siempre.

Me encantaría saber tu opinión sobre mi trabajo!

Si te apetece comunicar conmigo, por favor mándame un correo electrónico a lauracarbonecv@gmail.com

Gracias!

Hasta pronto!

Laura

Para integrarme en este lugar he aprendido a valorar las muchas cosas preciosas que hay aquí.

COMIDA NUEVA Y RICA

Muchos italianos aquí se pasan horas en supermercados a la búsqueda de productos alimentario de su País, y casi se enfadan cuando no les encuentran.

HURRA’ POR LA CABRA!

Vivo en Fuerteventura, donde tenemos un queso de cabra tan exquisito que obtuve un importante premio internacional, y ha sido declarado por el “Word Cheese Awards” uno de los mejores quesos de cabra del mundo.

También mi paladar, menos importante pero exigente, puede confirmar el gustoso que es el queso majorero in cualquiera de sus versiones (fresco, semi-curado o curado).

Ya conozco algunas queserías donde se puede saborearlo y comprarlo recién echo!

CARBONARA OBLIGATORIA? NO GRACIAS

He aprendido a cocinar nuevos y sabrosos platos aprovechando de las muchas delicias de esta tierra, donde he elegido vivir.

Si es verdad que hay días que echo de menos algunos productos italianos, no sigo buscándolo substitutos.

INTEGRARSE O QUEJARSE?

Para pertenecer y integrarme en este lugar he aprendido a valorar lo que hay aquí, y ya se que hay muchas cosas.

No me obstino a desear a lo que aquí no hay: y eso no solo vale por la comida.

La naturaleza aquí regala museos a cielo abierto: es capaz de donar espectáculos siempre diferentes y tan emocionantes que parecen películas de Oscar, pero solo a quien es capaz de verles.

Solo hace falta saber mirar y aprovechar de la perfecta simplicidad que aquí esta’ por todos lados, y en cima gratis.

Hace falta fijarse en lo que aquí hay, y no en lo que no existe: hace falta abrirse al futuro, y no serrarse en el pasado y en los hábitos de toda la vida.

Pero tu que has leído mi libro todo esto ya lo sabes!

VIAJAR…PARA DESCUBRIR LAS GANAS DE VOLVER!

Si y cuando aparece mi deseo de descubrir algo nuevo, busco un vuelo barato y voy a ver un lugar nuevo, o una exposición en una ciudad de arte.

Luego regreso, cada vez mas enamorada de esa isla, que ya echo de menos mientras me voy al aeropuerto, tras la carretera de las dunas!

Me encantaría saber tu opinión sobre mi trabajo!

Si te apetece comunicar conmigo, por favor mándame un correo electrónico a lauracarbonecv@gmail.com

Gracias!

Hasta pronto!

Laura

No olvidar de saludar, dar las gracias y respetar un entorno precioso.

TODOS A LA PLAYA, PERO SIN OLVIDARNOS LA EDUCACION!

Desde mas de 4 años asisto a un verdadero éxodo de “italianos al abordaje” en Fuerteventura.

Ya en el pueblo donde vivo se oye mas hablar en italiano que en español, y muchas veces asisto a escenas de la que no voy muy orgullosa: muchos mis compatriotas gritan, hablan al móvil o se saludan a voz muy alta, en el medio de la calle.

Aquí en España todavía no se perdió el buen habito de saludar cualquiera persona, de pedir por favor y de dar las gracias.

Ya me cuesta soportar la falta de educación que a menudo encuentro en tiendas, supermercados o restaurantes, cuando veo mis compatriotas que siguen hablando en italiano a los trabajadores, omitiendo las normas básicas del respecto.

LA GRANDE ILUSION

He visto llegar mucha gente tan convencida de “empezar desde cero una nueva vida”, que se vendieron su casa en Italia, dejaron su trabajo y han venido aquí invirtiendo sus ahorros (o los de sus familiares) en proyectos o negocios que nunca han probado antes.

Empleados, funcionarios que – a lo mejor – tienen muchos años de experiencia en sus trabajos en bancos, compañías de seguros, pero no saben nada de hostelería que, nada mas llegaron en Fuerteventura, montaron y estrenaron bares y restaurantes.

Muchos de esos negocios serraron después de pocos meses, otros aguantaron pocos menos de un año pero son muy pocos los que siguen abiertos.

Me da mucha pena recordar las caras sonrientes de esos empresarios el día de su llegada, porque esas sonrisas muchas veces se han convertido en caras de tristeza y decepción cuando se han vuelto a Italia, después de haberse gastado mucho dinero.

PRISA: ‘MAL CONSEJERO

Como ya has leído en mi libro “Método para cambiar de vida de una manera inteligente” para mi no se puede presumir de conocer y entender muy bien el contexto donde quieres mudarte antes de invertir dinero.

Para mi es obligatorio aconsejarte de destinar una suma de dinero para vivir por lo menos 6 meses en lo que has elegido como tu nuevo hogar, sin trabajar, solo observando, conociendo, escuchando, valuando y entendiendo cada elemento que te rodea.

Ese dinero no será malgastado o perdido: considéralo como una inversión, una “graduación”, un curso intensivo para aprender a moverte en tu nueva patria.

Es mejor invertir una suma de dinero para comprender si hay las condiciones para mudarte, mas bien que quemar todos tus ahorros en un proyecto temerario y apresurado, de lo que a lo mejor te arrepentirás mucho.

En mi libro encontraras mi ejemplo practico, y además cada herramienta que utilicé para estimar tiempos y costes de mi nueva vida en Fuerteventura. Pronto lo encontraras en español.

Espabilar es mejor que rendirse.

En Fuerteventura hay tantas cabras que esos animales ya son el símbolo de la isla misma.

Cada “suvenir” las representas y ellas, desatentas, pasan sus días masticando plantas, y permiten que los turistas les fotografían.

Comen arbustos, y les gustan mas los de plantas grasas porque contienen mas agua.

Creo que, mientras mastican, piensen:

“a lo mejor tendremos que empezar a pedir un euro por cada fotos que nos sacan”

Si fuera así, podrían permitirse de ir a cenar en restaurantes cada noche, de tantas fotos que le sacan.

FUERTES Y FLEXIBLES

Lo que mas envidio a las cabras es su capacidad de aguantar la sed; acostumbradas a no beber, son capases de aprovechar de las pocas gotas de agua que se acumula sobre las plantas gracias a la excursión térmica que hay entre noche y día.

Las cabras son un ejemplo perfecto de como la flexibilidad es la verdadera fuerza, de como espabilar es mejor que rendirse, de como luchar para sobrevivir es el mejor antídoto a la pereza y a las quejas (tan queridas a los humanos).

COMPAÑEROS EN EL DESIERTO

En el desierto, además de las ardillas (con las que comparten la fama y la celebridad) las cabras tienen otros compañeros.

No esta raro encontrarse con los muchos erizos que saben camuflarse muy fácilmente el desierto, aprovechando de sus colores perfectamente entonados.

Además hay muchas especies de aves, incluso la Hubara: hay un tipo muy peculiar que solo se encuentra en Fuerteventura.

ratos pueden relajarse sobre algunas rocas. Y hay muchos lagartos, que se pasan el día huyendo de lo depredadores, y solo en pocos

En Fuerteventura no se encuentran serpientes, ni escorpiones o arañas venenosas o otros bichos peligrosos.

NATURALEZA VIVA

Todas esas hermosa formas de vida se mueven en un escenario de arena, tierra y cielo que parece cuadro de un pintor impresionista.

Una verdadera obra maestra de colores perfectamente juntos, donde nada es casual.

Los plumajes y los mantos de los animales han sido pensados y proyectados para camuflarse perfectamente, la composición volcánica de la tierra y de las rocas ha sido realizada para acoger y nutrir las plantas que reglan el ecosistema.

Todo es dirigido da el humedad de la noche, que pone a disposición el único elemento insustituible y imprescindible: el agua.