No olvidar de saludar, dar las gracias y respetar un entorno precioso.

TODOS A LA PLAYA, PERO SIN OLVIDARNOS LA EDUCACION!

Desde mas de 4 años asisto a un verdadero éxodo de “italianos al abordaje” en Fuerteventura.

Ya en el pueblo donde vivo se oye mas hablar en italiano que en español, y muchas veces asisto a escenas de la que no voy muy orgullosa: muchos mis compatriotas gritan, hablan al móvil o se saludan a voz muy alta, en el medio de la calle.

Aquí en España todavía no se perdió el buen habito de saludar cualquiera persona, de pedir por favor y de dar las gracias.

Ya me cuesta soportar la falta de educación que a menudo encuentro en tiendas, supermercados o restaurantes, cuando veo mis compatriotas que siguen hablando en italiano a los trabajadores, omitiendo las normas básicas del respecto.

LA GRANDE ILUSION

He visto llegar mucha gente tan convencida de “empezar desde cero una nueva vida”, que se vendieron su casa en Italia, dejaron su trabajo y han venido aquí invirtiendo sus ahorros (o los de sus familiares) en proyectos o negocios que nunca han probado antes.

Empleados, funcionarios que – a lo mejor – tienen muchos años de experiencia en sus trabajos en bancos, compañías de seguros, pero no saben nada de hostelería que, nada mas llegaron en Fuerteventura, montaron y estrenaron bares y restaurantes.

Muchos de esos negocios serraron después de pocos meses, otros aguantaron pocos menos de un año pero son muy pocos los que siguen abiertos.

Me da mucha pena recordar las caras sonrientes de esos empresarios el día de su llegada, porque esas sonrisas muchas veces se han convertido en caras de tristeza y decepción cuando se han vuelto a Italia, después de haberse gastado mucho dinero.

PRISA: ‘MAL CONSEJERO

Como ya has leído en mi libro “Método para cambiar de vida de una manera inteligente” para mi no se puede presumir de conocer y entender muy bien el contexto donde quieres mudarte antes de invertir dinero.

Para mi es obligatorio aconsejarte de destinar una suma de dinero para vivir por lo menos 6 meses en lo que has elegido como tu nuevo hogar, sin trabajar, solo observando, conociendo, escuchando, valuando y entendiendo cada elemento que te rodea.

Ese dinero no será malgastado o perdido: considéralo como una inversión, una “graduación”, un curso intensivo para aprender a moverte en tu nueva patria.

Es mejor invertir una suma de dinero para comprender si hay las condiciones para mudarte, mas bien que quemar todos tus ahorros en un proyecto temerario y apresurado, de lo que a lo mejor te arrepentirás mucho.

En mi libro encontraras mi ejemplo practico, y además cada herramienta que utilicé para estimar tiempos y costes de mi nueva vida en Fuerteventura. Pronto lo encontraras en español.